AMUR’arte

AMUR'arte, óleo sobre tela, 73 X 115 pulgadas, 10900 CAD
Mural realizado en residencia artística en LʼArtothèque de Montreal como parte de un proyecto investigativo-creativo titulado AMUR’arte, que busca sintetizar los principales trazos de la colección de LʼArtothèque, una especie de biblioteca de arte que ofrece a particulares, corporaciones e instituciones la posibilidad de alquilar obras a precios accesibles, al tiempo que realiza exposiciones y promueve el talento quebequense.

óleo sobre tela, 73 X 115 pulgadas

Envío incluido de la pintura bien enrollada, y protegida

C$10.900,00

Fotos

Houyhnhnms

Los Houyhnhnms son en apariencia iguales a un caballo común. Sin embargo, estas maravillosas criaturas que habitan en la cuarta parte del libro “Los Viajes de Gulliver”, poseen un manejo de la razón sorprendente y, a diferencia del ser humano, carecen absolutamente de instinto o por lo menos han conseguido someterlo totalmente a la razón. El hombre ha dejado de ser la medida de todas las cosas. Estas criaturas lanzan una mirada hacia la naturaleza y la condición humana.
Los Houyhnhnms conviven con los yahoo, que vendrían a ser una especie de seres humanos involucionada y carente del nivel intelectual. Los Yahoo poseen todos los vicios que, a juicio de Jonathan Swift, escritor de los viajes de Gulliver, representan al ser humano, tales como la avaricia, el egoísmo, el vicio y la agresividad en orden a establecer su defensa personal. Los Houyhnhnms utilizan a los Yahoo como sirvientes, y los crían bajo su potestad pese a que los consideran seres netamente inferiores y francamente repugnantes.
Encabezado
Los Houyhnhnms no conocen la palabra “mentira” dado que su total sumisión a la razón les impide decir lo que ellos llaman “la cosa que no es”. Para ellos, el mero hecho de mentir es contrario a la razón. Podría decirse que el apego estricto a la razón de los Houynhnms se asemeja a la visión del filósofo griego Parménides. Por medio de la caracterización de un animal por completo racional, parece estarse criticando la definición de lo humano que había dado Aristóteles. Swift concuerda con esa idea en una carta a Alexander Pope en la que señala que ha escrito un tratado que comprueba que el ser humano no es Animal racional, sino a lo sumo “ratione capax” o “capaz de razon”. Tal vez para concluir con las críticas en los capítulos anteriores, este último viene a decir que todo aquello que se achaca a la sociedad proviene de la individualidad humana.

Óleo sobre tela, 36 x 60 pulgadas

Envío incluido de la pintura bien enrollada, y protegida

C$8.900,00

Libro

Prologo del libro “Iran Plata La Pintura Futursurrealista” (Frag.)

Enmarcar una obra de arte o un artista en determinado estilo o corriente artística, sea para su catalogación o comparación, es válido. Aunque no siempre veraz. Por eso prefiero la insinuación comparativa del lenguaje de la degustación del vino que asocia sus características organolépticas con un limitado número de palabras-sensaciones.

Si bien pudiéramos remitir la obra de Irán Plata al surrealismo o suprarrealismo, en el más puro concepto Bretoniano carece del automatismo psíquico de las imágenes mentales que propone esta corriente pictórica. Por ello, prefiero asociarlas por su recurrencia a los temas de la vida diaria con el realismo mágico o lo real maravilloso que aunque son géneros literarios hispanoamericanos en ellos queda enmarcada la dinámica narrativa de la obra. La propuesta de construcción formal, las transparencias y el uso de colores vivos y brillantes nos remiten al futurismo aunque incisivo, sin la agresividad de Marinetti.

El volumen de las figuras siempre en movimiento aparecen frente a nosotros como escenas de una película con una fuerza emotiva capaz de contar toda la trama en un fotograma. Así se suceden frente a nosotros numerosos pasajes de las vivencias del artista, muchos de ellos, por su cotidianidad, nos resultan familiares. Y es que la obra es escenografía, los actores somos nosotros.

Iran Plata La Pintura Futursurrealista

Envío incluido

C$25,00

La calavera de los teatros

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
Ya lo he dicho.
No duerme nadie.
Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,
Abrid los escotillones para que vea bajo la luna
las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.

Frag. del poema “Ciudad sin sueño” de Federico García Lorca.

Sanguina y acrílico sobre tela, 36 X 48 pulgadas

Envío incluido de la obra bien enrollada y protegida

C$4.900,00